viernes, 28 de enero de 2011

Aplicaciones de las Nuevas Tecnologías en la educación

Resumen

La presente ponencia constituye un relato de algunos de los aspectos considerados en el diseño del proyecto destinado a implementar la modalidad de educación a distancia en el nivel terciario superior el año 2009 en la Escuela de Psicología Social Quilmes (DIPREGEP 5115) .

Como directora y responsable legal de la institución, desarrollé y presenté un proyecto mediante el cual, la carrera Tecnicatura Superior en Administración de RRHH (Res.276/03 del Consejo General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires) que hasta el momento solo contemplaba la modalidad presencial pudiese dictarse también con modalidad a distancia.

El proyecto obtuvo Dictamen Aprobatorio (Nº 1128) de la Comisión Federal de Registro y Evaluación Permanente de las Ofertas de Educación a Distancia del Consejo Federal de Educación de la Nación y Declaración de Pertinencia y Viabilidad con Autorización para su Implementación del Consejo General de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires (Res. 5696/09).Esta a probación fue muy significativa para la institución debido a que abrió el juego para otras presentaciones y otros desarrollos con esta nueva modalidad y se estableció como el primer proyecto aprobado por el Consejo Federal para la Provincia en el nivel superior no universitario.

Si bien el proyecto contempla múltiples aspectos, se desarrollan para esta ponencia los siguientes:
· El impacto de las nuevas tecnologías.
· La educación a distancia.
· La elección de la modalidad a distancia en entornos virtuales.
· Los criterios utilizados para la elaboración de materiales y actividades .
El trabajo finaliza con una conclusión sobre las múltiples implicancias entre nuevas tecnologías y educación.


1. Consideraciones generales : el impacto de la nuevas tecnologías.
El desarrollo de las “Nuevas Tecnologías de Comunicación “ viene constituyendo uno de los factores clave para la comprensión de las profundas transformaciones de orden económico, social, político y cultural que acontecen en la sociedad actual. Su aplicación en los diversos ámbitos conlleva una evolución cualicuantitativa de relevancia en términos de eficiencia, productividad, velocidad y calidad de los procesos involucrados, lo cual implica un hito irreversible en los esquemas de producción y servicios, estableciéndose así el imperativo de su incorporación, como factor estratégico, a los procesos de desarrollo económico-social.
La situación así planteada, ubica como problema fundamental la cuestión de la producción y socialización del conocimiento .
Nestor García Canclini lo expresa de este modo: “los rasgos cognitivos y socioculturales están distribuidos y son apropiados de maneras muy diversas. Generan diferencias, desigualdades y desconexiones”.[1]
El conocimiento impacta directamente en las posibilidades de desarrollo científico-tecnológico de las naciones y en la calificación de las personas para sus desempeños en la sociedad e incide sustancialmente en las capacidades humanas vinculadas a los niveles de representación de la realidad, y por ello, en las modalidades de intervención en esta dimensión. Tal como señalan Burbules y Callister:
“Las herramientas modifican al usuario; a veces muy concretamente - la forma de las piedras empleadas como herramientas por los primeros homínidos fue un factor gravitante en la evolución de la mano humana-; otras veces influyendo sobre la cultura y los valores. La herramientas pueden tener ciertos usos y finalidades establecidos, pero con frecuencia adquieren otros previsibles y generan nuevos efectos imprevisibles. Esto sugiere que nunca las usamos sin que ellas nos ´usen` ;nunca aplicamos tecnología para cambiar nuestro medio sin ser cambiados nosotros mismos (en ocaciones , de maneras reconocibles; otras veces en forma totalmente irreconocible e imprevista). La relación de las personas con la tecnología no es instrumental y unilateral, sino bilateral, por eso la hemos llamado ´relacional`”.[2]
La cuestión precedentemente planteada adquiere singular relevancia en los ámbitos educativos, por plantear el desafío de la redefinición del lugar que la Educación debe asumir y consolidar en términos de aportes al crecimiento económico y al desarrollo social en este particular contexto epocal.
Asumir este desafío implica el mejoramiento de la calidad educativa y la concreción de crecientes niveles de “innovación”. Los procesos de innovación educativa reconocen como factor de alta incidencia el desarrollo y/o aplicación de Nuevas Tecnologías.
“No podemos concebir el cambio educativo sin la presencia de la tecnología”[3].
Estas nuevas Tecnologías constituyen el soporte más adecuado para la realización de proyectos educativos a distancia debido a que propician y potencian situaciones de aprendizaje y procesos de construcción de conocimiento en una nueva subjetividad que se está forjando en un mundo interrelacionado.

2. Educación a distancia:
La educación a distancia es una modalidad de enseñanza con características específicas, esto es una manera diferente de fundar un espacio para generar, suscitar y desarrolar situaciones en las que los alumnos aprendan.
“El rasgo distintivo de la modalidad consiste en la mediatización de las relaciones entre los docentes y los alumnos. Se reemplaza la propuesta de asistencia regular a clase por una nueva propuesta en la que los docentes enseñan y los alumnos aprenden mediante situaciones no convencionales , en espacios y tiempos que no comparten”.[4]
Por otro lado, los proyectos de esta modalidad deben poner especial énfasis en los aspectos organizativos y administrativos que por otro lado, tambien estan mediatizados por las nuevas tecnologías.
Si bien la educación a distancia pone el acento en la autonomía de los estudiantes, esta autonomía no debe confundirse con autodidactismo, en la educación a distancia se seleccionan los contenidos, se orienta la prosecución de los estudios y se proponen actividades para que los estudiantes resuelvan.
Las nuevas tecnologías solucionan el problema de la interactividad creando nuevas formas de encuentro entre docentes y alumnos y agregando el valor de la información constantemente renovada. En este sentido, las herramientas de la Web 2.0 constituyen una una posibilidad para generar nuevas relaciones con el conocimiento.
Según Burbules y Callister, los lectores de los hipertextos pueden abordar la información como usuarios críticos o como hiperlectores. Los usuarios crìticos, evaluan, ponen en duda y juzgan la información que encuentran en función con sus objetivos; mientras que el hiperlector desconfía de los criterios establecidos, evalua en función del contexto y está dispuesto a actuar creativamente en la resestructuración de la información encontrada. Los usuarios críticos y los hiperlectores no son grupos de personas diferentes ni categorías absolutas, sin embargo evidencian dos formas diferentes de interactuar con la información , de apropiarse de ella y como concecuencia dos formas diferentes de llegar y construir conocimiento.[5]
En función de lo anterior, la estrategia pedagógica consiste en generar materiales y propuestas de actividades que rompan ritualidades y generen nuevos desafíos cognitivos a los estudiantes. Estas propuestas trascienden el uso a la manera de medios o instrumentos de las nuevas tecnologías para incorporarlas intrínsicamente: las nuevas tecnologías conforman desde este lugar, al mismo tiempo, parte del conocimiento a transmitir y el vehículo más apropiado para ello.
“En todos los casos, las prácticas de la enseñanza no pueden ser analizadas, reconocidas o recostruidas a partir del buen uso o no de las tecnologías.Estas de hallan implicadas en las propuestas didácticas y , por lo tanto en las maneras en las que se promueve la reflexión en el aula se abre un espacio comunicacional que permite la construcción del conocimiento y se genera un ambito de respeto y ayuda frente a los difíciles y complejos problemas del enseñar y aprender”[6].

3. Entorno virtual a utilizar.
Por las consideraciones expresadas en los puntos anteriores, se ha decidido que el proyecto de educación a distancia se desarrollade en entornos virtuales.
“La docencia virtual aprovecha la asincronía y es de carácter marcadamente escrito (….) La escritura otorga la posibilidad de reflexionar más en el transcurso de la confección de mensajes, por ejemplo, o en las participaciones en un debate”[7].
La carrera funcionará en la plataforma virtual provista por e-ducativa a la que se accederá desde la página Web de la Escuela y permite a los alumnos.
· tener acceso a todo tipo de archivos para la obtención de sus materiales de estudio ( video, audio, textos, gráficos, fotos, encuestas, etc.).
· visualizar claramente los materiales y actividades de estudio organizados por materias y ciclos anuales.
· contar con amplias posibilidades de interactividad con docentes, tutores, compañeros y personal administrativo de la Escuela a traves de: Foros, Chat, mails, calendario, Wikis , galerias de imágenes, links y encuestas.
4. Criterios utilizados.
4.1 . Criterios orientadores en relación a los materiales de estudio.
Se prioriza el uso de materiales especificos para la enseñanza y se utilizan escasamente materiales diseñados para otros fines. Esta decisión, tiene que ver con la consideración de las competencias digitales[8] de los alumnos . En los materiales de uso específico con fines educativos, se cuidan los tiempos , se mide la complejidad de la propuesta y se prioriza la articulación entre los aprendizajes procedimentales ,en relación al uso de las tecnologías, y los específicos de las materias o asignaturas , en relación a los contenidos.
De esta forma , el docente puede pautar cómo y de qué forma aplicará las tecnologías y en función de que tipo de aprendizaje éstas serán un medio o un fin en sí mismas.
Los desarrollos de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación , según Edith Litwin, “suscirtaron diferentes tipos de uso: desde presentar información, en un nivel de transmisión, hasta constituirse en un recurso para desarrollar el pensamiento o entender el contexto general , en un nivel práctico , o, finalmente brindar elementos para el análisis , la crítica o la trasformación de la realidad, en un nivel crítico”[9].
En el proyecto presentado se consideran los siguientes items para la selección y producción de los materiales:
- Cuidado y exaltación del nivel académico: no se omiten citas bibliográficas ni referencias. Brindan contenidos significativos, motivantes, pertinentes y actualizados.
- Amenización del lenguaje y la redacción para favorecer la motivación.
-Utilización de diversas formas de presentar contenidos: cuadros, mapas conceptuales, presentaciones dinámicas, glosarios, ilustraciones, síntesis.
-Procesamiento didáctico de los materiales con una estructura lógica y psicológica de los contenidos.
4.2. Criterios orientadores en relación a las actividades.
Las actividades estan diseñadas para incentivar la participación y la interacción de los alumnos.
“ Aunque a menudo se utilice indistintamente , no entendemos los mismo por participación que por interacción.Existe un matiz muy importante que se puede elevar a la categoría de hecho diferencial y que en cierta manera es la clave del éxito de un curso virtual. Mientras que por participación entendemos la presencia y aportación del profesorpero sobre todo del alumno, la interacción añade la respuesta y el encadenamiento de comprensiones mutuas realizadas mediante el lenguaje”[10].
En este sentido:
-Todas las unidades temáticas tienen actividades individuales, orientadas al autoaprendizaje y de grupo, orientadas a favorecer el aprendizaje colaborativo.
- Todas las actividades figuran en el calendario para contribuir a la organización de los tiempos de los alumnos y son de diverso tipo: cuestionarios, trabajos de reflexión, resúmenes , mapas conceptuales, cuadros sinópticos, resolución de problemas, etc.
- Las actividades interactivas son obligatorias , con pauta específica de mínima cantidad de participación y con seguimiento desde la tutoría pedagógica .
La idea que transversalmente desarrollan las actividades es la de generar simultáneamente, aprendizajes de contenidos, de formas y de relaciones.

Conclusión.

La irrupción de las nuevas tecnologías configuran un escenario diferente. Una nueva cultura que trae aparejados nuevos sistemas de representación y por lo tanto , la emergencia de un nuevo sujeto del conocimiento, con sus particulares formas de aprender y aprehender la realidad.
Realidad múltiple y compleja en la que los organizadores espacio temporales se desdibujan para dar lugar , como diría Castell, a la aparición de una nueva virtualidad real.[11]
Lan nuevas tecnologías están omnipresentes y naturalizadas en esta naciente trama de conocimientos , saberes y relaciones. Nuestra cotidianeidad gira en torno a ellas y a partir de ellas , es por esta razón que se constituyen en objeto de reflexión e investigación por parte de los educadores.
Las propuestas educativas que aplican las nuevas tecnologías, brindan la gran posibilidad de atender a las preocupaciones de los alumnos desde múltiples instancias, pero es importante pensar que la tecnología más moderna no asegura la calidad de la propuesta, ésta no esta referida solo al soporte sino a los contenidos que allí se desarrollan y a las actividades en tanto generen un aprendizaje significativo.
Enseñar y aprender en entornos virtuales requieren de flexibilidad, creatividad y articulación de saberes y prácticas para que los soportes tecnológicos vehiculicen posibilidades de construcción de múltiples tipos de conocimiento.
Los tiempos que corren imponen una profesionalización creciente de la cual las nuevas tecnologías son constitutivas, definen nuevas competencias y se componen como figura y fondo de los nuevos saberes y de las nuevas formas de relación.
Por otro lado, la educación en entornos virtuales constituye una de las más valiosas formas de democratización de los saberes.
Permite la articulación entre el estudio, el trabajo , el aprendizaje y la participación en la vida social. Además, acompaña de modo permanente y cotidiano los distintos momentos biográficos de la vida de las personas, a partir de sus proyectos de vida y de sus necesidades de inserción y permanencia en el mundo del trabajo.

Por lo tanto, para los educadores la tarea es múltiple:
· Asumir el desafío de reconocer el carácter bifronte de la incorporación de la nuevas tecnologías a la educación: como via de acceso al conocimiento y como fin u objeto de conocimiento.
· Desnaturalizar lo obvio: teorizar , investigar y producir conocimiento en relación a las múltiples y complejas relaciones entre tecnología, educación, aprendizaje y sociedad.
· Convertir cada nuevo cambio en oportunidad de aprendizaje y reflexión para construir ,a partir de la eduación, una sociedad mejor.



Referencias:
Area Moreira, M. Gros Salvat B. y Marzal García, M. (2008) “Capítulo 7. La alfabetización digital en la formación del profesorado En: Alfabetizaciones y Tecnologías, de la Información y la comunicación. Editorial Síntesis, Madrid, pag.188.
Barberà, E. y Badia, A. (2004). “Capítulo 1. Del profesor presencial al profesor virtual” en Educar con aulas virtuales. Orientaciones para la innovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Antonio Machado Libros, Madrid, pag. 26.
Burbules, Nicholas y Callister, Th. (2001) "Cap. 1: “las promesas de riesgo y los riesgos promisorios de las nuevas tecnologías de la información en educación, Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información . Granica. Barcelona .pag 7.
Burbules, Nicholas y Callister, Th.. (2001) Cap.4 “Lectura crítica en Internet” . Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Granica. Barcelona.pag 137.
Castells, Manuel (1997): “Capítulo 5: La cultura de la virtualidad real: la integración de la comunicación electrónica, el fin de la audiencia de masas y el desarrollo de las redes interactivas”, en La era de la información: economía, sociedad y cultura. Volumen I: La sociedad red. Madrid. Alianza Editorial, pag.405
García Canclini, Néstor (2004), “Cap. 9 Sociedades del conocimiento: la construcción intercultural del saber” en Diferentes, desiguales y desconectados. Mapas de la interculturalidad. Gedisa. Barcelona, pag. 181.
Litwin, Edith (2005), “La tecnología educativa en el debate didáctico contemporáneo”, en Litwin, E. (Coord.), Tecnologías educativas en tiempos de Internet. Amorrortu editores, Buenos Aires, pp. 34.
Litwin, Edith (2000) “ De las tradiciones a la virtualidad", en Litwin E. y otros, en La educación a distancia, Amorrortu Editores, Buenos Aires.cap I.
Sancho, Juana M. (1994), “Cap.1. La tecnología: un modo de transformar el mundo cargado de ambivalencia”. En Sancho, J. (comp.), Para una tecnología educativa. Horsori, Barcelona, pp. 13-37.

Bibliografía :
Area Moreira, M. Gros Salvat B. y Marzal García, M. (2008) “Capítulo 7. La alfabetización digital en la formación del profesorado En: Alfabetizaciones y Tecnologías, de la Información y la comunicación. Editorial Síntesis, Madrid, pp 181-195.
Barberà, E. y Badia, A. (2004). “Capítulo 1. Del profesor presencial al profesor virtual” en Educar con aulas virtuales. Orientaciones para la innovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Antonio Machado Libros, Madrid, pp. 15-37.
Botta, Mirta (2007). Tesis, tesinas, monografías e informes. Biblos, Bs. As
Burbules, Nicholas y Callister, Th. (2001) "Cap. 1: “Las promesas de riesgo y los riesgos promisorios de las nuevas tecnologías de la información en educación,Cap 3: “Hipertexto: el conocimiento en la encrucijada” y Cap.4: “Lectura crítica en Internet”. Barcelona Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información . Granica. Barcelona .
Castells, Manuel (1997): “Capítulo 5: La cultura de la virtualidad real: la integración de la comunicación electrónica, el fin de la audiencia de masas y el desarrollo de las redes interactivas”, en La era de la información: economía, sociedad y cultura. Volumen I: La sociedad red. Madrid. Alianza Editorial, , pp.359-408
García Canclini, Néstor (2004), “Cap. 9 Sociedades del conocimiento: la construcción intercultural del saber” en Diferentes, desiguales y desconectados. Mapas de la interculturalidad. Gedisa. Barcelona, pp. 181-194.
Litwin, Edith (2005), “La tecnología educativa en el debate didáctico contemporáneo”, en Litwin, E. (Coord.), Tecnologías educativas en tiempos de Internet. Amorrortu editores, Buenos Aires, pp. 13-34.
Litwin, Edith (2000) “ De las tradiciones a la virtualidad", en Litwin E. y otros, en La educación a distancia, Amorrortu Editores, Buenos Aires.cap I.
Sancho, Juana M. (1994), “Cap.1. La tecnología: un modo de transformar el mundo cargado de ambivalencia”. En Sancho, J. (comp.), Para una tecnología educativa. Horsori, Barcelona, pp. 13-37.
Webgrafía:
http://www.cibersociedad.net/congres2006/gts/comunicacio.php?id=381&llengua=es
http://www.uclm.es/profesorado/Ricardo/CompetenciasNNTT.html
[1] García Canclini, Néstor (2004), “Cap. 9 Sociedades del conocimiento: la construcción intercultural del saber” en Diferentes, desiguales y desconectados. Mapas de la interculturalidad. Gedisa. Barcelona, pag. 181.
[2] Burbules, Nicholas y Callister, Th. (2001) "Cap. 1: “las promesas de riesgo y los riesgos promisorios de las nuevas tecnologías de la información en educación, Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información . Granica. Barcelona .pag 7.
[3] Area Moreira, M. Gros Salvat B y Marzal García, M. (2008) “Capítulo 7. La alfabetización digital en la formación del profesorado En: Alfabetizaciones y Tecnologías, de la Información y la comunicación. Editorial Síntesis, Madrid, pag.188.
[4] Litwin, Edith ( 2000) “ De las tradiciones a la virtualidad", en Litwin E. y otros, en La educación a distancia, Amorrortu Editores, Buenos Aires
[5] Burbules, Nicholas y Callister, Th.. (2001) Cap.4 “Lectura crítica en Internet” . Riesgos y promesas de las nuevas tecnologías de la información. Granica. Barcelona.pag 137.
[6] Litwin, Edith (2005), “La tecnología educativa en el debate didáctico contemporáneo”, en Litwin, E. (Coord.), Tecnologías educativas en tiempos de Internet. Amorrortu editores, Buenos Aires, pag. 34
[7]Barberà, E. y Badia, A. (2004). “Capítulo 1. Del profesor presencial al profesor virtual” en Educar con aulas virtuales. Orientaciones para la innovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Antonio Machado Libros, Madrid, pag.24
[8] http://www.uclm.es/profesorado/Ricardo/CompetenciasNNTT.html
[9] Litwin, Edith, “Tecnologías educativas en tiempos de Internet.” op. cit. pag 34

[10] Barberà, E. y Badia, A. (2004). “Capítulo 1. Del profesor presencial al profesor virtual” en Educar con aulas virtuales. Orientaciones para la innovación en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Antonio Machado Libros, Madrid, pag.26
[11] Castells, Manuel (1997): “Capítulo 5: La cultura de la virtualidad real: la integración de la comunicación electrónica, el fin de la audiencia de masas y el desarrollo de las redes interactivas”, en La era de la información: economía, sociedad y cultura. Volumen I: La sociedad red. Madrid. Alianza Editorial, pag.405

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada